26 de Marzo

Escrito por crispy 26-03-2008 en General. Comentarios (0)

FELIZ PASCUA DE RESURRECIÓN! En primer lugar pediros disculpas a todos, pero he tenido problemas para actualizar todos estos días, el servidor de blogspot.es creo que también tuvo vacaciones de semana santa, pero bueno, lo importante es que aquí estamos otra vez. Y como no he tenido la oportunidad de escribir nada de la resurrección, así lo voy hacer en el día de hoy, deseo que os guste:

 

Feliz Pascua de Resurrección. Todos, pero nosotros de una manera especial, debemos vivir estos días llenos de una enorme alegría, la alegría que embargó a María cuando comprobó que su Hijo había vencido a la muerte, que había resucitado, que maravilla. Él vive y, si le amamos como María le amó, esa alegría será tan grande que cualquier problema quedará empequeñecido y no logrará llenar de miedo o de dolor nuestro corazón. Cristo, el hijo de Dios y el hijo de María, el que ocupa el primer lugar en nuestra vida, ha resucitado; no hace falta más para ser felices, como no le hacía falta más a la Virgen, estas palabras se dicen fácilmente, pero es tan grande todo lo que encierra!!!!!
Pero hay algo más, hay mucho más. Con la resurrección de Cristo también resucitó el ideal que representaba Cristo, la bandera que Él enarbolaba y que había sido derribada con Él cuando murió crucificado. Es la bandera del amor, no una bandera cualquiera, es una gran bandera. En la Cruz se enfrentaba Dios y el demonio, y Cristo era el campo de batalla. A los ojos de todos, el vencedor fue el demonio, porque Cristo –con todo su poder para hacer milagros y con todo su atractivo mensaje- no logró atraer el corazón de los hombres lo suficiente como para que éstos le siguieran; por el contrario, le mataron. El demonio tenía muchos motivos para sentirse satisfecho el viernes santo: había vencido y ya nadie se atrevería a disputarle su dominio sobre el mundo, nadie osaría afirmar que el bien es más fuerte que el mal. Sin embargo, el demonio no tiene nunca la
última palabra, esto es una grandeza para todos nosotros, que es de Dios el que tiene la última palabra. Por eso fue Cristo el que venció: su sangre derramada se convirtió en sangre redentora y lo que era una derrota se convirtió en la mayor victoria; además, si la primera batalla, la del viernes, aparentemente la ganó el demonio, la batalla definitiva, la del domingo, la ganó Dios al resucitar a Cristo. Por eso, lo que celebramos no es sólo la resurrección de la persona de Jesús sino también de lo que Jesús representaba: el amor es más fuerte que el odio, que la guerra, que la violencia, que el egoísmo. Sólo con el amor se puede construir el hombre, la familia, la sociedad, con el AMOR.
Esto nos tiene que llevar a no dejar de creer y a no dejar de luchar. Una y otra vez somos derrotados. Una y otra vez parece que las fuerzas del mal triunfan y que con el bien no se va a ninguna parte. Sin embargo, aquí estamos: en todos los rincones del mundo, celebrando la resurrección de Cristo y renovando nuestra fe en el amor.

Démosle gracias a Dios, al Dios del amor, por eso y sigamos luchando. Os recuerdo que estamos en la semana de la Divina Misericordia y que el domingo próximo se celebra esa fiesta. Juan Pablo II estableció que ese día se podía ganar la indulgencia plenaria yendo a misa, con las condiciones habituales, y con la condición añadida de que se dijera una oración como ésta: "Jesús misericordioso, confío en ti".

Que Dios os bendiga. http://crispy.blogspot.es/admin/archivos/cool.gif

 

http://crispy.blogspot.es/img/Pascua.bmp 

ES GRANDE, MARAVILLOSO, ESTÁ CON NOSOTROS....

 

Muchas gracias.