4 de Junio

Escrito por crispy 04-06-2008 en General. Comentarios (1)

Muy buenas y saludos a todos! ¿Qué tal este miércoles? Ya estamos en el ecuador de la semana y por lo menos pronto llega el fin de semana para poderse recupera un poco no? Y hoy os voy a dejar un cuentecillo, que hace mucho que no os lo pongo y ya ayer escribí demasiado no?, espero que os guste:

LA RANITA Y EL BUEY
Una ranita vio un buey y lo encontró muy bonito.
- ¡Qué grande que es! ¡Tan pequeña como soy yo! ¡Qué mal me sabe! ¡Cómo Me gustaría ser tan grande como el buey!
Entonces se puso a comer mucho para volverse grande. No siempre tenía hambre pero seguía comiendo y le decía a su hermana
- Mira, mira si crezco. Mira si me hago grande como el buey.
- ¡Oh, no! Aun no eres tan grande como el buey.
La ranita comió más aún y engordó algo más, casi que ya no podía ni saltar.
- Mira ahora, a ver si soy tan grande como el buey.
- ¡Uy, no! No eres aún tan grande como el buey. Eres mucho más pequeña, Nunca serás tan grande como el buey.
La ranita se puso a comer aun más hierba y más insectos y todo lo que encontraba de comer. Se iba agrandando, agrandando, casi ya no podía andar. Ya era una ranita grande, muy grande. Su hermana le decía
- ¡Por más que comas, nunca serás tan grande como el buey! ¡Eres una rana! ¿Por qué quieres ser grande como el buey?
La ranita no hacía caso de su hermana, seguía comiendo y tanto y tanto comió que se puso enferma y se murió.

¿Por qué no quería seguir siendo una ranita? Las ranitas son muy graciosas, tan menudas... Si fueran grandes como los bueyes serían muy feas y no podrían saltar por la hierba, ni esconderse bajo las hojas o entre las cañas cuando alguien las quiere coger. Ahora pararos a pensar un poco en el cuento, por que la historia es de una rana y un buey pero si nos paramos a pensar en nuestro alrededor, ¿cuántas veces queremos ser buey para ser grande, y más grande? Hagámonos humildes, sencillos de corazón como nuestro gran amigo Cristo.

http://crispy.blogspot.es/img/barca.jpg 

 

Muchas gracias